El gato negro presagio de muerte para los cristianos.

Publié le 4 Juin 2019

En la Edad Media en Europa y en particular en Francia muy cristiana, gatos negros tienen un mal nombre. Incluso hoy en día, ver a un gato negro es considerado por algunos como un mal presagio. Esta creencia, aunque anecdótica en el siglo XXI, se basa en una larga historia de superstición que se remonta a los tiempos antiguos y, especialmente, en la Edad Media, la época de la "caza de brujas".

Después del establecimiento del cristianismo como una religión estatal en Europa, el gato perdió su poder divino para convertirse en una criatura malvada en la imaginación popular. Más tarde, en la Edad Media, el gato negro se consideró una encarnación del diablo y se asoció con la brujería y la magia negra.

El gato negro, representado garras erizado, también se asocia con el anarquismo, especialmente con anarcosindicalismo.
El gato negro, representado garras erizado, también se asocia con el anarquismo, especialmente con anarcosindicalismo.
El gato negro, representado garras erizado, también se asocia con el anarquismo, especialmente con anarcosindicalismo.

El gato negro, representado garras erizado, también se asocia con el anarquismo, especialmente con anarcosindicalismo.

En la Edad Media se creía que si el primer cordero de la temporada era negro, su dueño moriría en el curso de una semana. El maullido de un gato negro a medianoche es señal de muerte; también si un gato negro se sienta sobre una persona enferma o bien se acuesta sobre su cama. Otra señal funesta puede ocurrir si un gato negro atraviesa el camino de una procesión fúnebre: uno de los familiares del muerto fallecerá en poco tiempo. Estas creencias cristianas estaban tan arraigada que las personas lo asumían con total normalidad.

En la Edad Media, aunque el animal era odiado, sus testículos se usaban en la farmacopea para la preparación de elixires para eliminar el dolor o para huir de los demonios.

Pero el hecho más paradójico radica en una creencia africana: entre los bantúes, el gato, cualquiera que sea su color, ¡es el único animal que no se sospecha de la brujería! Por otro lado, en Europa, los mitos sobre la naturaleza malvada del gato negro fueron tan tercos que su rehabilitación fue larga y tardía.

Rédigé par Last Night in Orient - LNO ©

Publié dans #Chats, #Religion

Repost0
Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article